sábado, 4 de diciembre de 2010

Generaciones baby boomers, x, y , z

¿Qué sucedió después de la Generaciones Baby Boomers?

Las generaciones que vinieron después de los baby boomers incluir - Generación Jones, Generación X, Generación XY cúspide, Boomerang Generación, Generación Y, iGeneration, y la más reciente generación Z.
Jones generación implica la generación de personas nacidas entre los Baby Boomers y la Generación X, es decir aquellas personas que han nacido entre mediados del decenio de 1950 y mediados de 1960. Por lo general son denominados como Jonesers o GenJonesers en los EE.UU., Reino Unido, Europa Occidental, Australia y en Nueva Zelanda.


Generación X, también conocida como la 13 ª generación, o como el bebé Busters,  se refiere a la generación nacida entre mediados de los años 1960 y 1980. La mayoría de las personas de esta generación son generalmente considerados como apático, cínico, escéptico, solitarios y ociosos, pesimista, alienados y no confían en los valores tradicionales y las instituciones. Sin embargo, esta generación también se destaca por la alta tecno conocimientos empresariales y las personas que han contribuido al crecimiento de Internet, tales como - los fundadores de Amazon, Dell, Google, MySpace, Wikipedia y Yahoo.


XY cúspide generación, también conocida como la generación de MTV, o como la generación de Doom, se utiliza para describir a aquellas personas que nacieron entre mediados de los años 70 y mediados de los años 80. Esta generación fue considerada como muy ambicioso, y motivados, pero dirección. Esta generación vio la introducción de MTV, el aumento de los medios de comunicación y tecnología web alrededor de 95.

Boomerang generación, también se conoce como la Generación '¿Por qué' y describe las personas nacidas entre 1977 y 1989. Muchas personas de esta generación, después de un breve período de vida por su cuenta (que asisten a la universidad o aceptar un puesto de trabajo), por lo general prefieren regresar a sus hogares con sus padres, velando al mismo tiempo continuar con su propia vida social y profesional.

Generación Y, también conocido como el eco Boom, o Generación del Milenio, se utiliza para describir las personas nacidas después de la Generación X, que comprende por lo general de las personas nacidas en los años 1980 y 1990. La mayoría de las personas pertenecientes a esta generación se considera grosero, rebelde, exigente e impaciente. Sin embargo, hay varios casos en que sus niveles de energía y carisma ganancias ellos un gran aprecio.

iGeneration, o la generación de Internet, se utiliza para describir las sub-que comprende la generación nacida después de los miembros de la Generación Y (1991-1999) nació y principios de los miembros de la Generación Z (2000-2005).

Z es la generación más joven de todas las generaciones hasta ahora. 
Cuando nacieron, ya existían el internet, los celulares y la televisión por cable era masiva. Por eso, al igual que sus antecesores, la generación Y, los Z o los hijos del bicentenarios se manejan como ninguno otro en cuestiones tecnológicas. Pero éstas también los han cambiado a ellos. “Manejan mucha más información y tienen ganas de aprender”, dice Karina Muñoz, profesora de matemática del Colegio Internacional Alba. Así, a los profesores ya no les cuesta motivarlos a participar. “Son protagonistas de su aprendizaje, si tú antes preguntabas y dos levantaban la mano, hoy son 30 los que lo hacen”, dicen los profesores del colegio Huelén.
Incluso, muchas veces son ellos quienes llevan las inquietudes siempre relacionadas con el acontecer nacional o internacional, al aula de clases. Como sucedió con la erupción del volcán Chaitén o el que se le quitara la categoría de planeta a Plutón.

Todo un desafío que a los profesores les ha significado tener que actualizarse aún más rápidamente y transformar su papel del único que aporta el conocimiento, a uno de mediador de éste. “Hoy, el profesor es un mediador de los conocimientos que traen los niños desde la casa, ellos tienen mucha información, pero no saben para que sirve o no la saben analizar. Desde ahí debe comenzar el aprendizaje”, dice Ximena Chacón, coordinadora de tercero a sexto básico del colegio Nazaret.

Así también las materias que enseñan los profesores deben siempre estar ligadas al contexto, un proceso al que la reforma curricular se adelantó y que las nuevas generaciones de profesores reciben claramente durante su etapa formativa. No así los profesores de más edad.“Antes tú pasabas las sumas en abstracto, hoy tienes primero qe enseñarles para qué es importante sumar y ahí recién se interesan; antes recién en sexto básico se sabía para qué se usaban las adiciones”, dice Ema Guerrero , profesora de matemáticas del Internacional Alba.

Multifuncionales
¿Le sorprende ver a su hijo haciendo tareas miemtras ve televisión? ¿No entiende cómo puede navegar por internet, chatear y jugar en linea, todo a la vez?
La actual generación Z es multifuncional: capaces de hacer varias tareas al mismo tiempo, como resultado de una fuerte estimulación visual y auditiva. Como consecuencia, tampoco son capaces de mantener la concentración largo tiempo, necesitan ir cambiando rápidamente las actividades. Un fenómeno que ya llegó a la sala de clases. Las clases de lápiz y papel, con el profesor enfrente del curso y los alumnos tomando apuntes van en franca extinción. “No entienden para que sirve el lápiz, les aburre escribir en un cuaderno, dicen ‘Tía, si las sumas las puedo hacer en el computador”, dice Miriam Gaete de Internacional Alba.
Así, en las clases se trabaja con otra modalidad, por ejemplo, los libros y rápidamente hay que pasar a otra, como trabajos en grupos. “Los contenidos se pasan rápido y se realizan muchas más actividades que antes. Si no, los niños se aburren y sacan los celulares” dice Pamela Alfaro, profesora del Saint Rose School.

La generación “copy paste”
Como la tecnología permite hacer todo más rápido, los niños se han acostumbrado a la inmediatez de ésta. “Uno se sorprendió cuando salieron las fotos Polaroid, ellos crecieron con las cámaras digitales que mostraban las fotografías altiro. Les cuesta entender que hay cosas que requieren tiempo y constancia. El estudio, por ejemplo, piensan que van a aprenderlo todo de inmediato. O el típico experimento del poroto: les genera ansiedad que el poroto demore semanas en crecer”, dice María Paz Jarpa, profesora básica del colegio Huelén.
Otro ejemplo, cuando les piden un trabajo, ingresan a internet, buscan lo primero que encuentran, lo copian, pegan e imprimen. A algunos establecimientos llegan los trabajos, incluso, con los banners de publicidad.

El colegio, la única instancia de socialización

Tal vez sea que las familias han reducido su tamaño (ya no sólo no hay muchos hermanos, sino que las otras figuras adultas, como los abuelos, no viven con ellos) o que los padres trabajan todo el día y muchas veces los niños quedan solos o al cuidado de su nana, el hecho es que los profesores coinciden en que los niños llegan cada día menos socializados al colegio. “No saben normas de conducta, por ejemplo, que es malo sacarle la moneda al compañero o no saludan si llegan atrasados a la sala. Tampoco saben como dirigirse al profesor. Antes esas normas se aprendían en la casa o había vida de barrio donde socializar”, dice Vanessa Nuñez, profesora de Sociedad del Internacional Alba.
Sus colegas del Saint Gabriel coinciden: “Hemos tenido que asumir el rol de los padres, encargarnos de los valores, de la disciplina, mientras los padres están tan ocupados que los dejan solos en sus piezas con la televisión o computador. Para nosotros como profesores es un tremendo desafío, el más grande en muchas décadas”.

La generación más educada
En 2001, cuando los más pequeños de esta generación ingresaron al colegio, Chile alcanzaba el máximo en la tasa bruta de matrícula en enseñanza básica, cercana al 100%, y comenzaba a vivir una fuerte alza en la cobertura de la educación superior. el mismo fenómeno se evidencia a nivel internacional. “Será la generación más educada de las que hemos conocido hasta ahora: tendrán más postgrados, certificados y diplomas que ningún otro grupo etáreo que les precede”, han dicho los sociólogos norteamericanos que han estudiado el fenómeno.
En Chile, el panorama es igual y ya se evidencia no sólo en la fuerte presión social que hay por mejorar la calidad de la educación, sino también en los mismos niños. “ya tienen claro que se irán de intercambio a otro país o ya piensan en postgrados”, dicen en el Saint Gabriel.
Fuente: La Tercera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada